sábado, 14 de noviembre de 2015

En las copas...
Las copas de los árboles guardan sus sombras,
acechan negras y estrechas a aquellos
que no han soñado.
En el aire, el soplo del viento,
arrecia como tormenta el aura calma.
Prisioneros del cuerpo, solitario templo,
esconde la ira el espíritu necio.
Sanarás las huellas profundas
en el vuelo del águila
hacia otros parajes.
Descansa viajero, en el regazo
que la naturaleza te otorga.

No hay comentarios: