Entradas

Mostrando entradas de marzo, 2009

Por que digo, lo que digo.

En un decir de cosas ajenas me encuentro a veces hablando, de cualquier tema, en cualquier lugar. Sin saber porqué, cuestiono batallones de palabras vacías de sentido. En el vaivén de las horas, sin el sostén del tiempo, lo hago seguido.
Pensativo estoy, en un rincón, en aquellas horas en que el sol amaina. Con la mirada perdida en un horizonte abstracto, sin senderos, cabalgando voy sobre un fantasma de viento. Llanuras mágicas, inalcanzables, del pensamiento.
Ensimismado estoy en lo que siento.
¿Me perderé algún día entre las horas del sueño? no, no lo creo.
Solo, si por un instante no volviera a ser quien soy, o creo ser, me debatiría entre la angustia tácita de pertenecer o parecer tener. Lo que en realidad no tengo, podré tener; lo que en realidad no soy, nunca seré.
Lo irreversible me lo dice: “Que detrás de la careta incongruente de mi estrecho mundo, siempre estaré.”
Podré hilvanar, con el hilo invisible de la sabiduría, la extensa cadena de ideas universales, pero nunca develaré s…

Cuando el hombre cotidiano...

Cuando el hombre cotidiano, cansado de su lucha eterna, decide trascender las fronteras de la monotonía, busca refugio en los vaivenes del destino, como queriendo atravesar una línea invisible y hacerse participe del camino. En la sinrazón de la lucha intestina encuentra la paz de su espíritu. Busca, hombre, aquel camino que corresponde a tu dicha, hazte responsable de los aciertos y los errores, que verás aparecer en el horizonte de la melancolía la nítida luz del alba.

Marcadas estaciones de frío y sudor alientan la lucha, continua y sin pausa, derribando muros de imprecisiones se acerca a la escena final, descuelga el velo que tapa la cruda visión de una realidad saturada de diversos matices. Extraña algarabía de ignorantes a sueldo y comisión, ¡ya basta de la mentira!...¡ya basta de ti!...¡ya basta de nada!...¡ya basta de todo!. Mundo sumido en la sinergia de una rueda sangrante, colapsado por explosiones sintomáticas de cobardía, ¿ A donde estás presente? ¿a dónde irás futuro?...n…